Posts Tagged ‘definición’

h1

..:: A por el Six-pack!!. Definición 2013 ::..

7 febrero, 2013

Buenas amig@s,

En el post previo indicamos qué hábitos saludables podemos tomar para bajar esos kilos de más que nos hemos echado encima durante las navidades, pero ahora vamos a darle una vuelta más a la tuerca y vamos a hablar de pautas para definir nuestro físico de cara a primavera o verano. Como siempre, me gusta hablar de pautas, nunca de dietas estrictas ni nada que sabemos que no vamos a memorizar ni seguir. Y atención, estas pautas son válidas para hombres y mujeres por igual, evidentemente adaptando cantidades, calorías, pesos, tiempos…

Baltimore-Fit-Body-Bootcamp_grid_6Partimos de que definir tiene como objetivo bajar al mínimo posible el índice de grasa, manteniendo la masa muscular conseguida. Y podemos establecer las siguientes afirmaciones:

Respecto a la rutina de entrenamiento:

– Para definir no hay que hacer solo cardio : Ello conlleva eliminar grasa y el músculo preciado que tanto nos ha costado conseguir.

– Para definir no hay que hacer solo pesas : Difícilmente elevaremos nuestra tasa metabólica ni elevaremos las pulsaciones con las pesas.

– Para definir hay que compaginar levantamiento de peso y cardio : Para elevar la tasa metabólica y mantener el músculo.

– Para definir siempre hay que hacer el cardio después de las pesas : Para eliminar el glucógeno disponible primero, y utilizar como combustible la grasa, al final.

– Para definir no debemos hacer más de 45-60 minutos de cardio : o comprometeremos el músculo.

– Para definir debemos reducir los tiempos de descanso entre series/ejercicios de pesas : así elevaremos las pulsaciones y la tasa metabólica.

– Para definir hay que hacer rutinas de fuerza de vez en cuando : imprescindible cada mes o mes y medio, porque la definición merma la fuerza máxima.

– Para definir no hay que hacer series largas de abdominales : Máximo 15 repeticiones, a ser posible lastradas con peso. Como si fuera un músculo más.

– Para definir hay que sudar : Sudar en sí no adelgaza, pero es un síntoma que hemos trabajado con pulsaciones altas e intensidad.

– Para definir hay que trabajar con intensidad : Las rutinas no deben superar los 40 minutos (pesas) y luego el cardio, pero tienen que ser intensos.

– Para definir es preferible realizar cardio con intensidad : Preferiblemente con cambios de intensidad (HIIT, series…). 4 minutos al 60% + 1 minuto al 90% (varias veces hasta los 20-25 minutos es lo ideal)

– Para definir es preferible pesos libres que máquinas : Tanto para volumen, fuerza o definición es preferible pesos libres. En definición, al estar en régimen alimenticio se debe tener cuidado con la selección de los pesos y la energía de la que disponemos para no lesionarnos al tratar de levantar en exceso.

– Para definir hay que cambiar de ejercicios y rutinas : Como en todo el fitness, el cuerpo se adapta rápidamente (2-3 semanas) a los movimientos/pesos/repeticiones/descansos. Por ello, debemos de cambiar todo ello cada 2-3 semanas y sorprender así la reacción del cuerpo = progreso asegurado 100%

 ahorrar-musculo

Respecto a la dieta:

– Para definir nunca debemos bajar drásticamente las calorías : O irá en detrimento del músculo. Hay que bajar poco a poco. Comenzar quitándonos algo de la cena hasta reducir en 300/500 Kcal (por regla general) nuestra alimentación habitual.

– Para definir hay que reducir los Hidratos de carbono : Pero nunca eliminarlos. El truco es ir limitándolos poco a poco hasta solamente antes y después del entrenamiento (etapa final de definición). De primeras, lo ideal es eliminar solamente los de la cena.

– Para definir hay que comer proteínas en cada comida : Un punto muy importante. En cada comida, al menos 30gr de proteína es necesario por varios motivos: regenerar músculo, evitar perdida muscular, ayuda con sensación de saciedad, etc. Se puede extraer preferiblemente de alimentos (carnes, embutido, huevos, pescado, algun cereal, lacteos…) pero se puede ayudar con batidos hiperprotéicos preparados, en caso de no disponer de tiempo.

– Para definir hay que perder peso poco a poco : Los estudios dicen que más de 500gr a la semana es imposible perder grasa. Si pierdes más, seguro que es músculo. Lo ideal, entre 300-500grs.

– Para definir hay que pesarse regularmente : Una o dos veces a la semana es suficiente. Ideal si tenemos báscula que mida porcentajes de grasa/masa/agua. Llevar un control en una hoja, nos vendrá bien. Siempre pesarse a la misma hora. Recordad que a partir del 12% de grasa, los abdominales comenzarán a asomarse.

– Para definir hay que ser observador : Si vemos que no bajamos de peso/volumen de cintura como deberíamos, quizá estemos comiendo demasiado de algo que no debemos, o tengamos alguna intolerancia (típico de los lacteos, frutos secos, gluten…) podemos probar a prescindir de ello unos días.

– Para definir hay que comer grasa : más grasa buena (omegas 3/6) ayudarán a quemar grasa mala, pero cuidado con no pasarse de las calorías. Lo ideal es “lo que quepa en un puño” de frutos secos al día.

– Para definir hay que comer regularmente : Quizá el punto más importante. Nunca pasar más de 3 horas sin comer, o nuestro metabolismo se volverá “vago” en cuestión de pocos días. Para compensarlo, almacenará grasa masivamente.

– Para definir hay que comer variado : Dentro de los grandes grupos (vegetales, hortalizas, legumbres, carnes, pescados…) seleccionar los menos hipercalóricos, pero ir variando entre ellos.

– Para definir hay que comer “limpio” : Este término se usa en el fitness para decir “limpio de grasas trans, edulcorantes, excipientes, comidas procesadas, etc”.

– Para definir no hay que comer todo “light” : Aunque es de ayuda al cómputo diario de Kcal, no se debe comer todo light. Es mejor menos cantidad de algo “semi” o “entero”, ya que tiene más nutrientes, vitaminas, etc.

– Para definir hay que reducir la sal : Conseguiremos mayor definición, al retener menos líquido.

– Para definir hay que controlar lo que comemos : No está de más llevar (incluso apuntar algún día) lo que comemos para no llevarnos sorpresa al hacer el recuento.

– Para definir hay que pasarse algún día : A diferencia de la etapa de volumen, en vez de “día trampa”, pasamos a “comida trampa semanal”. En dicha comida es obligatorio pasarse a comer lo que cada uno quiera y/o pueda, sin miramientos.

– Para definir hay que beber agua : Es muy importante beber al menos 2 litros de agua al día lo más repartido posible, y aumentar en medio litro cada hora de ejercicio.

 

ejercicios-abdominalesConclusión, para definir hay que ser bastante estricto tanto con la comida, como con el entrenamiento. Recordemos que es el 40% la rutina y el 60% la dieta la que marcará que lleguemos a índices de grasa bajos de aquí a unas semanas/meses.

Debemos de entrenar con intensidad 3 ó 4 días a la semana, y tener presente que estamos bajo un régimen alimenticio allí donde vayamos. Disfrutar haciéndolo y nunca obsesionarse. Este estilo de vida es totalmente compatible con la vida social.

 

Y para ayudaros un poco más, os remito a un ejemplo de dieta/entrenamiento que puse hace algún tiempo, pero recordar que es adaptado a mi peso/condición física, y deberéis ajustarlo (observando el progreso) a vuestro nivel.

https://lekunfitness.wordpress.com/2011/04/05/plan-de-emergencia-para-el-verano/

https://lekunfitness.wordpress.com/2011/04/29/un-poco-de-calculo/

Nos leemos!!!

Un abrazo!

h1

.:: Un poco de cálculo::..

29 abril, 2011

Los que somos de ciencias lo sabemos bien, las matemáticas funcionan, y lo que sois de letras, os lo tendréis que creer del mismo modo que nosotros nos fiamos de esos interminables documentos que firmamos con palabrería que nunca seremos capaces de entender ni mucho menos, memorizar… No pretendía ser tan crítico, al final es solamente un consejo, pero cuando un servidor está tan convencido de que llevar las matemáticas a la alimentación funciona, de alguna manera se siente (y hablo por mí) impulsado a convencer a los demás de lo mismo.

Y para que veáis a que extremo del frikismo soy capaz de llegar en este asunto de la alimentación, os presento un análisis que suelo realizar una vez al año, para que el tema de la dieta no se me vaya de las manos, o llegue a un punto insaludable.

Status actual y objetivo:

  • Edad: 32 años
  • Altura: 184
  • Peso actual: 79.7 Kg
  • Indice de grasa: 15.2% (12 kgs)
  • Indice de grasa objetivo: 11% (9 kgs)
  • Gap: 3Kg (en 60 días) –> restricción de 50 gr de grasa al día.

Como 1gr de grasa son 9 Kcal, la restricción calórica diaria deberá ser de 450 Kcal sobre mi ingesta calórica recomendada, que ésta es:

Ingesta diaria recomendada: IMC = 23.3 (normopeso) –> gasto energético basal = 1784 Kcal + actividad moderada (más de 3 días a la semana de ejercicio) = 3084 Kcal

Como peco a menudo en las comidas, especialmente los fines de semana, pongamos que la restricción sean 500 Kcal en lugar de 450 Kcal al día, lo que hace que:

Objetivo: Consumo calórico diario total = 2500 Kcal

Repartición de macronutrientes: Voy a llevar una dieta hiperprotéica, bajando los carbos al mínimo para tener energía en los entrenamientos, así que, aunque ésta vez no es del todo equilibrada, no la voy a extender más de los 60 días. Así que será 60%-20%-20% (Protes/Carbos/Grasas(buenas)) incluso llegando a hacer ciclos de carga y descarga de carbohidratos, pero eso las semanas antes de competir en un par de carreras de Junio. Ya explicaré como funciona eso. El resto, nada nuevo, 6-7 comidas al día para mantener activado el metabolismo.

Ejemplo de dieta los días de entrenamiento (Pinchar en la imagen para ver grande). Los días de no entrenamiento reduciré los carbos al mínimo y mantendré el resto. Viernes por la noche y Sábados hasta el mediodía, lo que me de la gana sin miramientos… ESO ME RECUERDA QUE HOY ES VIERNES!!! :-))

Y a continuación la tabla de Vitaminas y Minerales donde podéis ver las cantidades recomendadas por la OMS vs lo que estoy consumiendo yo. Me preocupan una par de elementos, especialmente la Vitamina A y el Retinol (ambas van ligadas, por eso salen las dos bajas), que aún suplementándome con un complejo vitamínico no llego a lo recomendado. En cuanto termine con las actuales me compraré un complejo más completo.

Suplementación:

En cuanto a la suplementación, como siempre natural, nada de otro mundo. Batidos hiperprotéicos, de aislado de suero lácteo por las mañanas (post ayuno nocturno) para evitar catabolismo muscular, otro post-entrenamiento para regeneración muscular, y uno de caseina micellar lácteo nocturno para regeneración nocturna. Los días de entrenamiento L-carnitina pura 30 minutos antes del ejercicio, así como té verde en hoja preentrenamiento para estimular la lipólisis y otra infusión de cola de caballo que actúa como diurético natural. A esto le sumo el multivitamínico. De momento es muy poca la suplementación, así que no veo necesario meter ningún protector ni hepático ni gástrico. Los 3,5 litros de agua de mineralización débil que me meto al día hacen su función de eliminación de toxinas.

Tengo previsto introducir cápsulas de CLA (ácido linoléico conjugado) en cápsulas y aceite de lino (o linaza) a razón de 1 cucharada al día, por el tema de los ácidos grasos y omegas.

Una cosa importante: no intentéis llevar exactamente la misma dieta que yo, ya que como veis está calculada para unos objetivos concretos y para un individuo concreto (un servidor). Sí que os animo a poner una lista real de cómo os alimentáis y ver en que falláis o qué podéis mejorar.

Pues nada, espero que os haya gustado el artículo. Veo que últimamente se han incrementado el número de visitas y me llegan noticias de gente que sigue el blog fielmente, lo cual me enorgullece enormemente.

Un abrazo! Hasta la próxima!!

h1

..:: ¿Isométricos o hipopresivos? ::..

8 abril, 2011

¿Isometricos o hipopresivos?

Muchas veces nos despreocupamos de los beneficios de fortalecer el “core” dando más importancia a la estética que a la funcionalidad en la vida cotidiana. Por ello es que han vuelto a relucir nuevos métodos de ejercicio para sea cual sea el objetivo que tengamos. Y digo que “han vuelto” por que ya han sido utilizados desde hace mucho tiempo. Me viene a la cabeza Bruce Lee, quien no hacía un solo ejercicio abdominal convencional, ni crunch, ni encogimientos ni nada parecido, sino únicamente basaba su entrenamiento en ejercicios isométricos.

Aunque ambos métodos de trabajar el abdomen son parecidos en ejecución, los resultados son muy distintos, y deberemos escoger uno u otro en función del objetivo que tengamos.

Esto es, si lo que queremos es fortalecer el llamado “core”, que es la parte que rodea a la columna y los órganos del tronco, deberemos decantarnos más por ejercicios isométricos, mientras que si lo que deseamos es únicamente reducir el perímetro abdominal, el enfoque acertado es la gimnasia hipopresiva.

Los ejercicios isométricos se basan en adoptar una postura y mantenerla en tensión durante cierto tiempo. Al principio serán 30 segundos, pero con la práctica podremos llegar hasta los 2 o 3 minutos. Esto hará que fortalezcamos el tronco, con los múltiples beneficios que ello conlleva, principalmente funcionales. Es más dura que los abdominales convencionales, o al menos a mí personalmente me cuesta muchísimo, pero puedo decir que los resultados son notables al cabo de dos o tres semanas.

La gimnasia hipopresiva consiste en adoptar una posición relajada y “encoger con tensión” hacia el interior del tronco una parte del tórax, y mediante la respiración tonificar los músculos que sujetan los órganos internos. Esto hace que dichos órganos “cuelguen” menos hacia el exterior dando esa sensación de obesidad o barriga, al estar menos distendidos. Es una modalidad muy poco agresiva al organismo, fácil y con resultados sorprendentes, fundamentalmente estéticos. Esta forma de hacer abdominales evita los prolapsos que consisten en el desplazamiento de órganos internos como consecuencia de los ejercicios abdominales mal realizados. Esta modalidad de entrenamiento puede resultar muy aconsejable para evitar problemas futuros de incontinencia urinaria, y en mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz, ya que mediante el control de la respiración y del diafragma se elevan las vísceras y se colocan en su sitio.

Veamos algunas características de una y otra modalidad:

– Isométricos:

  • Ejercicios cortos pero muy intensos (desde 30 segundos a 2 minutos)
  • Prima la posición.
  • Requiere una pequeña base atlética, pero es apta para no iniciados también.
  • Dificultad media-baja

Beneficios:

  • Fortalecimiento del core.
  • Permite formar una base para levantar pesos
  • Protege de problemas de espalda, hernias discales, etc.
  • Define los músculos abdominales en la totalidad
  • también se trabaja indirectamente brazos y pectoral.
  • Forma una base imprescindible para el Fitness.

Importante: ejercicio desaconsejado en hipertensos ya que las contracciones isométricas al ser una contracción mantenida en el tiempo y no haber descanso acumulan un exceso de tensión arterial al no entrar la sangre en el músculo.

– Hipopresivos:

  • Ejercicios cortos de intensidad media (repeticiones de duración inspiración-expiración)
  • Prima la posición y la respiración y control de diafragma.
  • Apto para no iniciados.
  • Dificultad baja

Beneficios:

  • Poco agresivo al organismo
  • Reduce perímetro abdominal
  • Evita trastornos consecuencia de mala ejecución de abdominales convencionales
  • Evita incontinencia urinaria
  • Evita prolapsos de las vísceras.
  • Mejora el tono abdominal en el postparto, tras el embarazo.
  • Es ejercicio relajante.
  • Se mejora la respiración

Veamos un ejemplo de cada uno:

Isométrico:

Colócate como muestra la imagen y mantén contraído el abdomen, como si te fuesen a pegar un puñetazo en el estómago. No subas el trasero, mantenlo alineado con la horizontal de tu cuerpo. Trata de aguantar 30 segundos, y descansa 2 minutos. Vuelve a repetirlo otras dos veces más. Con el tiempo serás capaz de aguantar más tiempo, por lo que deberás exigirte más y más cada semana.

Hipopresivo:

La postura inicial para el ejercicio es la cuadrupedia distribuyendo el peso de manera que recaiga una mayor cantidad sobre las manos que sobre las rodillas. Una vez en esta posición es importante que mantengamos el diafragma relajado para ejecutar correctamente el ejercicio.En esta posición aspiramos profundamente el aire a la vez que hundimos el vientre y elevamos las costillas con el fin de conseguir que el diafragma se eleve. Mantenemos esta posición y expulsamos un poco de aire a la vez que seguimos hundiendo más el abdomen y elevando las costillas hacia la parte superior de nuestro cuerpo. En esta posición volvemos a inspirar y hundir el abdomen y elevar costillas, y expulsamos un poco de aire y volvemos a hundir y elevar un poco más. Repetiremos ésto 3 o 4 veces más.

Bueno, ya teneis una nueva manera de trabajar el core. Espero que os sea de ayuda.

Un abrazo y hasta la próxima! 🙂

 

h1

..:: Ultima adquisición. Suunto ::..

7 marzo, 2011

Acabo de recibir mi nuevo y flamante pulsómetro Suunto T3d black polished, y tras aunténticos dolores de cabeza para conseguir ponerle a p*ñetera correa a medida, ayer realizé mi primera sesión con él, y la sensación de momento es fantástica. Me he decantado por este modelo por varios motivos. A pesar de tener gadgets (podómetro, USB, cadenciometro…) para mi anterior pulsómetro Garmin Forerunner 50 (descanse en paz) del que puedo decir amorticé con creces lo que costaba, al final es cierto que le entraba humedad por todos los sitios y me apetecía probar una gama superior en lo que a calidad se refiere.

Suunto es lider parejo con Polar en cuanto a tecnología, sin embargo a nivel estético está claramente por encima. Es un reloj que lo puedes llevar sin que aparentemente parezca un pulsómetro. El precio quizá sea un pelín más alto, sobre todo en accesorios, pero de momento creo que ha merecido la pena.

En la sesión de ayer pude comprobar que efectivamente la banda transmite la información tanto a la máquina de correr, como al pulsómetro aún siendo ésta codificada. La diferencia +/- pulsación, muy buena. La actualización de las pulsaciónes, cada segundo. El tiempo de detección, realmente bueno, en menos de 1 minuto ya me detectó el latido, y eso que las bandas de detección todavía no están humedas del sudor. Comodidad de la banda, el enganche es frontal y muy facil de encliquetar, la banda es de tejido suave y apenas parece que lleves nada.

Respecto a la sesión, todavía no le he sacado provecho a las numerosas funciones que lleva, (Trainning Effect, HR zones, etc.) pero espero hoy o mañana poder probarlas.

La estimación de Kcal consumidas, es muy similar a la que me indicaba la cinta de correr, por lo que deben de utilizar la misma fórmula (partiendo de edad, peso, altura, etc.)

Visualización muy completa, pudiendo cambiar muchisimas opciones de visualización y combinaciones Tiempo/Kcal/Pulso/Lap/etc, combinando dos parámetros simultáneamente.

Permite registro de entrenamientos, que probaré cuando reciba el USB para pasar los entrenamientos a PC y a movescount.com.

Otras cosas que me han gustado: Se pueden bloquear los botones, muy util, en mi anterior garmin le daba sin querer al stop y muchas veces no acababa las sesiones con el tiempo correcto.

La correa de la pulsera, ademas de ser estéticamente aceptable, tiene un cierre tipo clic de seguridad.

La alarma, es bastante menos “molesta”, tanto para levantarte, como en el Gym cuando estás fuera de las zonas de latido y pita.

En general puedo decir que tengo algo más que suficiente para esta temporada de definición que se aproxima, donde va a tocar hacer mucho cardio. Espero en unos días postear la planificación de dicha etapa, y que además pretendo completar con un programa de entrenamiento/dieta especial adecuado tanto para hombres como para mujeres, y así lucir six-pack este verano! 🙂

Recordatorio para aquell@s que no habeis leido aquel post de hace mucho tiempo relativo a la importancia de utilizar un pulsómetro, para que os animeis a regalaros uno.

Un abrazo, ami@s!

h1

..:: DEFINICION ::..

12 noviembre, 2010

Y en mayúsculas. Ya ha llegado el momento de hacer un cambio radical en los entrenamientos y a alimentación. Se acabó el volumen, las series largas, las hipertrofias, etc. Un tal Christian Thibaudeau (entrenador y atleta) dijo una vez: -“Si quieres verte con 5kg más de músculo, pierde 2 de grasa…”. Y qué razón tiene. ¿De qué sirve machacarse a levantar pesas, si después el músculo queda escondido debajo de una capa de grasa?.

La experiencia me dice que dentro del propósito de la mayoría de personas que practican el fitness, realizan considerablemente mejor los entrenamientos de volumen mientras que la etapa de deficinión se les hace infernalmente dura, por que supone una combinación de rutina+dieta bastante estricta y en muchos casos, dificil de cumplir. Y desgraciadamente es así, para eliminar grasa hay que sufrir, y ser estricto, especialmente si se quiere conservar el músculo creado. Pero aquí vamos a demostrar que no es tan difícil, y puestos a tomárnoslo en serio, vamos a seguir unas pautas que nunca fallan.

Antes de poner la rutina y dieta que pretendo llevar de aquí a 4 semanas, voy a poner, como suele ser habitual, los tópicos más relevantes a tener presentes durante este período. Es muy importante que cumplamos el mayor número de ellas para que los resultados sean rápidos, efectivos y duraderos en el tiempo. Comentar que todo ésto también es válido si simplemente se desea eliminar grasa. Indicaré qué cosas son relevantes únicamente si se busca preservar músculo, que pueden ser obviadas si solamente se quiere adelgazar. Empecemos:

  • Mínimo 6 comidas al día, 3 principales y al menos 2 entre horas. Es importante mantener el metabolismo activo, para que éste no se vuelva vago y se ponga en modo “ahorro” de grasa.
  • Nunca estar más de 3 horas sin comer. NUNCA.Por la misma razón descrita anteriormente.
  • Disminuir los hidratos de carbono conforme pasa el día, y únicamente comer hidratos complejos, olvidándonos de los simples. El desayuno será alto en hidratos complejos e iremos eliminandolos hasta la merienda, donde ya no habrá ningún hidrato hasta la mañana siguiente.
  • Reducir en general el consumo de hidratos al mínimo. Depende de cada metabolismo y deberemos ir reduciendolos poco a poco y observando nuestra respuesta a los entrenamientos, hasta que veamos que somos capaces de hacer un entrenamiento de calidad con el mínimo consumo de HC.
  • No bajar mucho peso de golpe, o aparecerán estrías y flacidez que hará que nos arrepintamos de no haber tenido en cuenta este punto antes. Un buen ritmo es de 0.5 a 1Kg por semana.
  • Incrementar el consumo de agua a 3-4 litros al día. No beber mucho de golpe, sino racionarlos a lo largo del día, así no produciremos hinchazón ni distensión abdominal.
  • Reducir el consumo de sal, pero nunca eliminarla del todo, ya que es necesario mantener el balance electrolítico. Si comemos comida envasada, enlatada, fiambres, etc. éstos ya llevan suficiente sal y no será necesario “agarrar” el salero para nada. Iremos más al baño, evidentemente.
  • Comprarnos una báscula que mida el % de grasa corporal. Como vamos a variar el consumo de agua, podremos observar oscilaciones de peso que no tendrán que ver con la grasa.
  • Fibra. Nunca debe faltar. Suele ser complicado si se lleva una dieta baja en HC, por que precísamente son éstos los que llevan fibra, es por ello que se recomienda que el desayuno contenga el máximo de fibra posible. Ello, junto al metabolismo acelerado que conseguiremos en un par de semanas siguiendo los dos primeros puntos, hará que visitemos el Sr. Roca prácticamente todos los días, sino, algo mal estamos haciendo.
  • Eliminar al máximo las grasas malas y aumentar las grasas buenas. A estas alturas todo el mundo sabe distinguir qué alimentos llevan grasas de distintos tipos. Evitaremos al máximo las saturadas, especialmente las “trans” hidrogenadas, y las sustituiremos por las omega3,6, ácidos oleicos y linoléicos. Un puñado (lo que cabe en un puño cerrado) de frutos secos sin sal y sin tostar, aceite de oliva virgen extra en crudo, pescado con piel son las mejores fuentes de grasa buena. Y recordar, aunque tienen calorías, en una justa medida éstas grasas eliminan a la almacenada en nuestro cuerpo!!.
  • Una cucharada de aceite (y solo una!!) es lo que tienes para cocinar todo el día, así que cómprate un buen juego de sartenes si lo que te gusta es la plancha, y sino, utiliza más el horno o las ollas a vapor.
  • Bebe dos vasos de agua antes de las comidas, hará que te sacies antes. Recuerda que el estómago tarda 30 minutos en decirle a tu cerebro que está lleno, por lo que si eres de los que come deprisa, este punto es especial para tí.
  • Comer algo ligero una hora antes de entrenar, y al poco de acabar, para realizar unos entrenamientos y recuperación de calidad.
  • La cafeína, la teína o a taurina, aunque poseen otras desventajas, en este período nos dan una ventaja termogénica y lipotrópica, y nos ayuda a quemar grasa acelerando el metabolismo. Si toleramos bien los efectos negativos de éstas, puede ser una gran opción haccer uso de ellas.
  • Los aminoácidos naturales (BCAA-ramificados, L-glutamina y esenciales) antes y después del entrenamiento hará que preservemos la masa muscular y no disminuya con el entrenamiento. Son una buena opción si venimos de una etapa de volumen.
  • El aminoácido L-carnitina, actúa de lipotrópico (promueve la grasa como combustible durante el ejercicio) funciona si se ingiere al menos 1gr antes del ejercicio. Con menos cantidad apenas notaremos beneficios. Es una excelente opción como suplemento natural.
  • Hacer de 4 a 5 sesiones de al menos 35 minutos de cardio a la semana, siempre trabajando en el Umbral Aeróbico, para lo que será necesario hacerse con un pulsómetro. Os remito al árticulo publicado anteriormente “Importancia del púlsómetro”. El Umbral Aeróbico es el correspondiente al 60%-70% de tus pulsaciones máximas (100%), siendo éstas 220-edad.
  • Si deseamos mantener músculo, ademas del ejercicio aeróbico, deberemos incluir 2 ó 3 sesiones cortas a la semana de pesas, haciendo series de muy pocas repeticiones (4-6) con pesos máximos. La explicación es sencilla, el músculo es listo y deberá tener una razón por la que no decrecer durante este período de restricción calórica, y la única manera es forzarle a pesos máximos.

Y existen dos técnicas más extremas pero se deben realizar únicamente bajo las siguientes condiciones: Se está medianamente entrenado, no se tienen problemas de salud, y se harán de forma puntual, nunca en períodos mayores de 3 semanas, y son:

Cardio en ayunas: Después de ayuno nocturno, el glucógeno muscular y hepático está en valores muy bajos, por lo que una sesión muy ligera, de no más de 25 minutos de footing o jogging hará que el combustible utilizado para movernos ese tiempo provenga 100% de las reservas de grasa. Para llevar a cabo ésto, se debe estár en un estado de forma decente y nunca se deberá realizar si se es novato. Esta técnica es muy habitual entre atletas, corredores, etc que deben eliminar una pizca de grasa de manera rápida para competir.

Días de dieta cetónica o cetogénica: Son días en los que se eliminan los hidratos de carbono por completo, con el objetivo de forzar al cuerpo a obtener la energía de las reservas de grasa corporal. Es muy efectivo, sin embargo tiene alguna contra: Hay que ser muy riguroso con el incremento del agua, para eliminar los “cuerpos cetónicos” que se producen como deshecho consecuencia de la sintentización de las grasas y proteínas en combustible. A veces también puede notarse una caída del rendimiento, pero esto depende de cada cuerpo  No veo necesario hacerlo salvo que se vaya a competir o se trate de enfermedades de obesidad, y siempre bajo el control de un médico o especialista.

Yo seguiré las pautas de arriba, y las dos últimas las dejamos en la recámara pero sin intención de utilizarlas. El lunes comenzaré con la definición, y será el momento en el que vaya poniendo, como es habitual, los ejercicios y los alimentos que utilizaré, pero hasta entonces, un descanso merecido de fin de etapa durante éste fin de semana. Y después ya trataremos de sacar a relucir ese Six-Pack!!

Un saludo!

A %d blogueros les gusta esto: