Archive for the ‘Descanso’ Category

h1

..:: Sobrevive a las Navidades ::..

22 diciembre, 2010

En estas fechas donde se juntan muchos compromisos culinarios se hace difícil mantener nuestra saludable rutina y siempre nos cobijamos en el “una vez al año no hace daño” unos para mantener nuestra conciencia tranquila y otros para evitar los remordimientos que ello ocasiona. Es evidente que no se va al traste todo el trabajo realizado el resto del año si en un período nos pasamos de la raya con la comida, o dejamos el gimnasio aparcado. En absoluto. Incluso es saludable para la mente, dar esta pausa, al cuerpo y a la mente. Aún así existen “truquillos” fáciles de llevar para aquellos que no quieran engordar ni un gramo éstas navidades y no por ello tener que renuciar a los placeres que se nos brindan en esta época del año, haciéndo que además “la vuelta al cole” en Enero no sea tan dura.

– Dos vasos de agua, es la cantidad que deberemos beber justamente antes de cada banquete, para controlar el apetito y no comer compulsivamente. Recordemos que el estómago le dice al cerebro que está lleno, con 30 minutos de retardo (imaginad en ese tiempo lo que podemos comer “de más”…)

– No dejar de comer el día de banquete por el mero hecho de anteponerse a una celebración culinaria, sino al contrario, mantener las 5 comidas al día supone que el metabolísmo estará activo más tiempo y eliminaremos el banquete con más eficiencia, y posiblemente no suframos el síndrome del comedor “compulsivo” cuando tengamos gran cantidad de comida delante de nuestros ojos. Eso sí, los días de celebración elije alimentos con menos contenido calórico y saciantes (avena en el desayuno, etc.)

– Mastica!!, no tragues. Tómate tu tiempo, nadie va a quitarte la comida, y aprovecha para hablar con el entorno familiar, de amistades…

– Recuerda, si puedes elegir, pero sin renunciar a ello si realmente te gusta que: El vino tiene más calorías que la cerveza, la grasa de la carne está en la piel, el alcohol cuanta mayor graduación más calorías posee, el dulce por la noche es peor que al mediodía y da más hambre al disparar el pico de insulina, aprovechate de los acompañamientos y guarniciones verdes (pimientos, verduras, frutas, etc), el pescado y las carnes magras son la mejor elección. Las grasas, si conseguimos no mezclarlas con hidratos (arroz, pasta, patata, pan o dulces) y no son “trans” al consumirlas con moderación no engordan. Una infusión o café al final, acelerará el metabolismo. Mejor no irse a la cama nada más cenar, un pequeño paseo hará que el metabolismo sea un pelín mas aeclerado.

– Aprovecha el exceso de calorías para construir músculo. Al consumir un alto contenido en proteínas (constructores musculares) e hidratos (energía) estaremos en un ambiente anabólico perfecto para construir músculatura. Aprovecha a realizar alguna sesión de pesas con pesos moderados/altos y series de entre 8-12 repeticiones. Además recuerda que cuanto más músculo tengamos, más calorías consumiremos y seremos más “eficientes” en el ejercicio.

– Si queremos hilar más fino, una buena idea sería la de realizar un trabajo cardiovascular HIIT ese mismo día de banquete o justamente el día anterior, lo que hace que nuestro metabolismo permanezca muy elevado durante 48 horas, de tal manera que el exceso calórico no se convertirá en grasa facilmente, y además conseguiremos regular el tránsito intestinal.
El entrenamiento HIIT se basa en la realización de ejercicio cardiovascular a intervalos altos y bajos en ritmo. Es decir, elegimos un ejercicio de cardio (bici, correr, elíptica, patinar, nadar…) y realizamos un trabajo de 30 minutos a intervalos, 4 minutos a ritmo “aeróbico” y 1 minuto a ritmo “anaeróbico” (ya he hablado anteriormente de los ritmos, os remito a posts ateriores…).

Y sobre todo disfrutar, y recordar que no hay nada mejor que la compañía de los más queridos alrededor de una mesa, en estas fechas.
Feliz Navidad a tod@s, y que el próspero año nuevo 2011 esté lleno de propósitos saludables!

Anuncios
h1

..:: Trabajando la motivación ::..

9 mayo, 2010

Un día gris y lluvioso como hoy no es el más propicio para levantarse uno “en positivo”. Lejos que levantarme enérgico y con ganas de hacer cosas, el día invita a vaguear. Y no es malo. Generalmente aprovecho los domingos para hacer un poco de running, o andar un poco en bici, pero ayer me dí una soberana paliza en la huerta con la azada, y tengo las manos literalmente destrozadas. Quizá descanse… o quizá no. Ya lo veré a lo largo del día. Esto no me preocupa en absoluto, simplemente por que sé que no he perdido la motivación,  simplemente estoy cansado. La cabeza me pide ir a correr, pero el cuerpo se resiente.

La diferencia entre cansancio y desmotivación, aunque  los síntomas puedan parecer iguales, entre ambas existe un abismo. La falta de motivación en el deporte puede llegar a hacer que abandones, y todo por no “entrenarla” adecuadamente como un músculo más. Pep es todo un maestro de ésto con el Barça, trabaja la motivación de sus jugadores y parte del éxito se basa en eso, por ejemplo.

Pero en el deporte de andar por casa, la motivación se consigue poniéndose metas alcanzables y sobre todo revisando los progresos. Lo importante no es hacer 10 Km corriendo en menos de una hora, sino acabarlos cuando hace un par de meses parecía una meta imposible, por poner un ejemplo. Y sobre todo tener siempre presente que si otras personas han podido, TU TAMBIEN PUEDES HACERLO, te cueste un poco más o menos. Eso sí, es muy importante ir haciendo cada día un poquito más (más rápido, más tiempo, más pesos…) y no entrar en una monotonía totalmente lineal.Para ayudar a “despertar” la motivación hay muchas fórmulas. Música, videos, libros, artículos, testimonios, conversaciones o historias de superación. Aquí os dejo algunos videos curiosos.

Adicto a correr:

Gran y famosa historia de superación personal: 

Nunca es tarde para empezar, incluso cuando se interponen problemas y lesiones:

Otros más comerciales:

A %d blogueros les gusta esto: